Reglamento para el buen uso de las taquillas

La Dirección de Recursos del centro quiere compartir y publicar las normas de uso, derechos y obligaciones referentes al uso de taquillas por parte del alumnado mediante la siguiente circular:

 

El Colegio Santa Joaquina de Vedruna ofrece a sus alumnos la posibilidad de utilizar taquillas para guardar material escolar durante el curso académico. Las citadas taquillas son propiedad del centro y los alumnos podrán hacer uso de las mismas de forma gratuita y temporal conforme a lo establecido en el presente reglamento cuya aceptación previa es requisito imprescindible para ello.
Dichas taquillas (numeradas) se encuentran situadas en los pasillos del aulario del Centro.
Los usuarios de las taquillas y sus familias aceptan y se comprometen a respetar el presente reglamento de uso que comprende las siguientes normas de funcionamiento:

  • La cesión de la taquilla se realiza por un período de tiempo igual a la duración de un curso escolar; por lo tanto, el último día lectivo se vaciarán todas las taquillas y cada usuario retirará su llave y candado propio./li>
  • Cada alumno solicitará al tutor el uso de taquilla, debiendo aportar él mismo, su propio candado y llave./li>
  • En caso de pérdida de su llave, podrá solicitar por escrito en Recepción la apertura del candado, indicando en un registro su nombre y apellidos, grupo-clase y número de taquilla. El personal de mantenimiento en presencia del alumno procederá a la apertura del candado, conllevando la destrucción o inutilización del mismo. En este caso, el alumno deberá vaciarla en el momento de la apertura y traer un nuevo candado por cuenta propia, sin suponer coste adicional alguno para el centro.
  • En caso de que el alumno no deje libre la taquilla en la fecha establecida por el centro, se procederá a abrirla y vaciarla, conllevando la pérdida del candado.
  • El alumno adjudicatario tiene el compromiso de mantener su taquilla en buen estado de conservación y limpieza, evitando cualquier deterioro de las mismas, propia o de otros (manchas, rayados, adhesivos, escritos, etc.) tanto interior como exterior y, en caso contrario, se compromete a abonar al Centro el coste de los posibles desperfectos. En este caso, el centro se reserva el derecho a no ceder el uso de la taquilla durante el curso o para el curso siguiente. Por tanto, la taquilla tiene que ser devuelta en las mismas condiciones que se entregó al comienzo del curso.
  • Las taquillas serán destinadas a que los alumnos puedan dejar en su interior material escolar o prendas que traigan al Centro durante el período lectivo diario.
  • El Centro se reserva el derecho de abrir las taquillas en cualquier momento para su supervisión, reparación, cuidado y limpieza.
  • Este tipo de taquilla no garantiza la seguridad de los objetos que se depositen en su interior, por lo tanto, el alumno se abstendrá de dejar objetos de valor o cualquier otra cosa susceptible de ser sustraída, en caso contrario corre por cuenta y responsabilidad del alumno (o de su familia) el posible deterioro, sustracción o pérdida de los objetos depositados en ellas.
  • El Centro no se hace responsable del contenido de las taquillas en caso de robo, desaparición o deterioro del material que el alumno guarde en su interior. No se podrá realizar reclamación alguna por la desaparición de los objetos depositados.
  • Queda expresamente prohibido su uso para depositar objetos que por sus características o composición, puedan ser considerados como peligrosos, nocivos, ilegales o que atenten contra la salud y las normas del Centro.
  • El Centro se reservará la posibilidad de verificar el interior de las taquillas, en presencia o ausencia del alumno, cuando existan razones graves u otros motivos análogos que aconsejen este control.
  • En caso de que el alumno se vea afectado en algún incidente asociado a la normativa sobre convivencia, el Centro podrá requerir a dicho alumno para que abra la taquilla. Si no lo hiciere, se solicitará la presencia del padre que estará obligado en cualquier caso a abrir la citada taquilla. Si el padre no compareciera o se negara a la apertura solicitada, se solicitará la intervención policial.
  • El incumplimiento por parte del alumno de cualquiera de las normas expuestas, podrá suponer la retirada del permiso para utilizar la taquilla, incluso que no se le permita su uso en cursos posteriores.