Estamos convencidos de que lo que necesitan nuestros alumnos, vuestros hijos, es una escuela basada en el amor. Ya lo creía nuestra fundadora, Santa Joaquina, cuando decía aquello de “Todo por amor, nada por la fuerza”. Educamos desde el amor, y por amor.

Con amor nos sentimos felices y valorados, y desde el amor valoramos y apreciamos a los que nos rodean, respetándolos, escuchándolos.

Porque el amor nos abre al cambio, a crear, a respetar al medioambiente, a ser solidarios. A intentar ser cada día un poco mejores.

Para ello trabajamos desde una metodología cooperativa y abierta, realizando proyectos que emergen de la vida del aula y se enriquecen con nuestras propias experiencias y de todo lo que nos rodea: Compañeros, familias, especialistas, idiomas, nuevas tecnologías… Desde las inteligencias múltiples pretendemos abordar el aprendizaje teniendo en cuenta la diversidad de nuestros alumnos y sus potencialidades, trabajando con estrategias de pensamiento que nos ayudan a transformar y estructurar sus ideas.

Por eso creemos que nuestra labor para con vuestros hijos, nuestra tarea durante esta etapa tan importante de la educación se resume en esta sencilla frase:

All you need is love.